Archivos para enero, 2013

Próximo destino: Luxemburgo

Publicado: enero 31, 2013 en Uncategorized

Ya tengo en mis manos los billetes de autobús “express” que me llevarán mañana a Luxemburgo. Aprovecharé, y ya que voy a buscar a Pepa, visitaremos rápidamente los lugares más turísticos de este pequeño país. Andaremos con cuidado pues si nos despistamos es fácil que nos salgamos del territorio nacional.

Chemin de la Corniche

Luxemburgo es la capital de Luxemburgo, y su casco histórico es reconocido como    Patrimonio de la Humanidad por Unesco. Debido al tiempo limitado que disponemos para la visita, en principio recorreremos el Paseo de Wenzel que recorre los barrios más históricos de la ciudad, y el Chemin de la Corniche conocido como el balcón más bonito de Europa. Mañana daremos fe de ese apelativo.

Paseo de Wenzel

Hasta mañana Luxemburgo, hasta mañana Pepa 😀

El Pepe más internacional

Publicado: enero 29, 2013 en Uncategorized

Hoy por la tarde tocaba revisar las estadísticas que wordpress te brinda acerca de las visitas que recibe tu blog. Debo reconocer que me ha sorprendido el nivel de detalle que tiene una herramienta gratuita. Así, he podido ver que la repercusión de este blog es totalmente internacional (gracias a la coyuntura actual), siendo leído en 12 países de 4 continentes diferentes, únicamente no me leen los esquimales y los canguros.

Por supuesto el ranking de visitas lo encabeza España, pero se agradecen todas esas visitas desde países extranjeros, y que todas ellas tienen nombres y apellidos (estais vigilados jaja). Os dejo el mapa que simboliza el impacto que tiene Pepe en el mundo:

paises

España 1 – 1 Alemania

Publicado: enero 28, 2013 en España-Alemania

Paradójicamente, Alemania empata el marcador mediante el mismo modo que lo consiguió España, los medios de transporte. Sin embargo, el gol es un poco irónico.

Todo aquel que haya estado en Alemania, y muchos sin haber estado, sabrán de la ausencia de revisores o tornos en los tranvías y trenes. Se confía en la honradez del viajero, expuesto eso sí a grandes multas (supongo) en caso de ser cazado por los espontáneos revisores. Además, los billetes de tren tienen validez por un periodo de tiempo -unas semanas- a diferencia de en España que valen únicamente para el tren de una determinada hora de un determinado día.

Pues bien, en mi caso he viajado ya cuatro veces -ida y vuelta a Estrasburgo- con dos billetes, y todavía me queda por disfrutar al menos un viaje más a coste null cero (perdonad pero el alemán ya me sale solo).

La picaresca española empezó en el primer trayecto. En vez de llevar conmigo el billete, imprimí el email de confirmación que no representaba nada más que eso. En ese trayecto pasó el revisor, pero ante el españolito que no sabía hablar francés ni alemán y que era tan simpático, la conversación acabó con un : per moi ce bon, mais pour le retou obtenir votre billet. Por mí parte solo quedó decir: Merci. A la vuelta tras la cancelación del tren y tener que coger uno bastante más tarde, era poco concurrido por lo que la ausencia de revisor no calmó mi frustración. Ese día tras haber pasado el fin de semana fuera de casa, me ví en la mano con dos billetes en la mano, dos x uno, zwai x eins, deu x un.

El segundo fin de semana, en la ida me cazaron y me picaron el billete. Malditos! Para la vuelta, desde territorio francés saqué toda la cultura española a relucir, e hice caso omiso de la máquina en la que cada viajero debía picar su billete. La táctica era clara, si venía el revisor, yo le daba mi billete y me hacía el tonto (ya, sé que estás pensando que no me costaría mucho hacerme pasar por uno). Sin embargo el revisor vino, vio, y se fue. Ni siquiera se percató de que mi billete no estaba picado, y además se despidió con un Merci! Gracias a tí majo.

Alemania ha terminado de lograr este gol también en gracias a los excepcionales kebabs que comí con Bueno y Daniel el sábado. Ni punto de comparación con cualquier otro que se pueda comer en España. El tamaño era descomunal, y su sabor todavía más. En mi caso pedí un Yufka American, que tenía patatas y cocktailsauce. Hubo que coger el coche para ir de propio a ese restaurante, pero vaya que si mereció la pena. Parada obligatoria antes de volver a España. Os dejo una foto de la delicia (no os asusteis con esa mano):

Fantastikenn

Fantastikenn

Nada más por hoy, últimamente Pepe está un poco ocupado, y ahora su mente la empieza a ocupar la llegada de Pepa este viernes. Preparativos y planificación de visitas que a buen seguro compartiré con todos vosotros. Y también la nueva fiesta de disfraces que fue muy distinta a la de la semana pasada y con una vuelta a casa mucho más plácida.

Au Wiedersehen Freunde

Los Frikadellen y la tortilla

Publicado: enero 24, 2013 en Los días de Pepe

Hallo!

Hoy quería compartir con vosotros uno de los descubrimientos culinarios que me he permitido desde que llegué a Alemania. Su nombre es Frikadelle, aunque cuando lo pedí, fue en un perfecto alemán ayudándome de mi dedo al señalar: esto, this, one. Su aspecto es similar al de una hamburguesa, pero su grosor te invita a pensar que haya alguna sorpresa en su interior.

Frikadellen

Afortunadamente no fue así, aunque en su interior había algo más que carne. Contenía lo que parecían ser trozos muy finos de cebolla y algún que otro ingrediente no identificado, pero el sabor era bueno y la carne muy jugosa. Cuando lo pedí -a varios grados bajo cero- ,creí entender a la dependienta que me preguntaba si frío o caliente, y pensé que o bien estaba de broma, o yo no le entendía. Por lo que he podido leer por nuestro querido internet, es un plato que se sirve frío o caliente, según el gusto del comensal, así que estaba en lo cierto, dentro de poco seré un bilingüe alemán, tan cierto como que el Zaragoza está en semifinales de la copa.

Aunque hay muchas variantes de los Frikadellen, los ingredientes básicos son: carne picada, cebolla, huevo, pan rallado, sal y perejil.

Para terminar con los Frikadellen, os dejo un vídeo de una chica que se nota que ha preparado a conciencia la presentación y que los cocina a diario. http://www.youtube.com/watch?v=I4OC0H-1PsQ

Traducción: sarcasmo

Traducción: sarcasmo

Si me animo a cocinarlos, prometo compartir con todos vosotros el resultado del experimento, y si éste no ha sido un auténtico desastre, también una foto.

Por ejemplo, mi primer intento de tortilla de patata en Alemania no salió como esperaba. En España, tras escuchar dos formas de hacerla (la diferencia radicaba en como preparar las patatas), me decanté por la de XL. Hice la prueba para que no me pillase totalmente de nuevas cuando estuviese aquí solo. Ese día se puede decir que hubo algún problema técnico, pero con la ayuda de la experta al final salió bien y el futbolista y la oscense dieron fe de ello comiendo como si no hubiese mañana.

Sin embargo, una vez solo, sin ayuda, la cosa se torció un poco. O quizás en el fondo yo prefería comer un revuelto de patatas y huevo, nunca lo sabré, pero ese día fue lo que acabé comiendo con cierta resignación. No obstante, como buen maño que soy no me iba a dar por vencido, así que tras un par de días volví a la carga, esta vez consiguiendo hacer una tortilla más o menos normal. Vamos mejorando, quizás algún día alcance el nivel de mi mentora, aunque siempre será más fácil decirle que a ella le sale mejor y que cocine.

Hasta pronto amigos

 

Carnavales en Alemania

Publicado: enero 21, 2013 en Viajes

Estamos en época de carnavales en Alemania. Cada fin de semana se monta una fiesta en uno de los múltiples pueblos cercanos a los que es obligado acudir disfrazado. Para no contradecir a los porteros de 2 metros con cara de mala leche, yo también me vestí para la ocasión.

El hecho de que la fiesta fuese de disfraces ya ponía la nota de diferencia respecto a las típicas noches de casco, zona y/o royal. De la segunda, pronto me enteraría, ya que pasadas las 7 estábamos haciendo la cena para empezar a beber. A las 2,30 se cerraba el chiringuito, así que con adelantar las acciones habituales de cena+botellón seguiríamos teniendo las horas habituales de fiesta. Un barril de 5 litros, y 3 latas de 1 litro, más algún chorrito de whiskie fueron los invitados al botellón para ir calentando.

Para no fastidiar a ninguno, optamos por la opción de taxi en vez de coche + amigo que se aburre. Algo de lo que no tardaríamos en arrepentirnos, pero eso es otro tema. Había 3 salas, como en una discoteca de nivel que se precie. En el pabellón principal, un escenario con simpáticas señoritas bailando, y mesas dispuestas como en la oktoberfest, más su consiguiente espacio para que la chavalería (entiéndase como todos aquellos que tengan hijos) pudiesen bailar y reir. Desechada esta sala, quedaban dos pequeñas carpas improvisadas, con una capacidad aproximada de unas 100 personas cada una.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Dejando atrás la carpa de espectáculos y gente mayor, la siguiente fue una situación totalmente opuesta. DJ y música comercial, hasta aquí perfecto, pero ahí se congregaban de momento todos los menores de 18 hasta que sus padres de la otra sala se los llevasen a casa. De modo, que nos lo jugamos a la última carta, y ahí ya encontramos música comercial y gente de nuestra edad (con algunas excepciones).

Al escuchar canciones en español y ver como baila la gente sin tener ni idea de la letra, me quise imaginar la imagen que damos nosotros bailando otras canciones. Fue curioso ver a alemanes con las manos en alto gritando agachate agachate agachateeeee. Me recordó al dj rapero pinchando la macarena con cara de malote de Polonia.

Mis anfitriones, dos de ellos solteros, me contaban antes de la fiesta que esto era un desmadre, algo que es típico oir, pero más difícil de ver. Sin embargo, ambos tuvieron la fortuna de demostrar en la práctica lo explicado previamente. Ambos con tácticas muy diferentes y actitud opuesta de cara a conseguir el gol. Por un lado, el gusto por sobar la jugada, moviendo la pelota de un lado a otro, aún estando seguro de que el gol iba a llegar, él disfrutaba mientras la jugada se fraguaba. Por el otro lado, el killer que sólo tiene el gol entre ceja y ceja, y que en cuanto tuvo el balón a tiro, chutó hacia portería consiguiendo un rápido gol. Aquí os dejo la foto de sus presas:

arnal y angel

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia

Otra vía de risas que asegura estar rodeado de gente que no te entiende, es poder decirles lo que te apetezca llegado el momento justo de borrachera. Así pues, no fue una ni dos la ocasión en la que cogiendo a un alemán del hombro, le dijimos al oido: ola ke ase. Humor absurdo, descojone asegurado.

Una vez obligados a abandonar el recinto, ilusos nos dispusimos a coger un taxi, aventura que ya conté en la entrada anterior. Al día siguiente un buen despertar ya que me trajeron el desayuno a la cama, y poca historia más, salvo el paseo que la red ferroviario me invitó a realizar atrasando mi tren casi 2 horas. Durante dicho paseo, me llevé como recuerdo el fino humor francés, montar esa terraza con el frío que hace es de tener mucha estima hacia su negocio, esperando que alguien ose siquiera a detenerse en la cristalera.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Puede que este tipo de fiestas igualen el marcador entre España y Alemania, pero trataré de evitar ese empate lo máximo posible.

Tschüss Freunde

Strasbourg – Kehl – Auenheim

Publicado: enero 21, 2013 en Viajes

Puedo afirmar sin temor a equivocarme, que desde el 14 de enero que llegué a Alemania, este ha sido el mejor fin de semana que he pasado. Con más puntualidad que los modos de transporte me estaban esperando mis anfitriones a la llegada a Estrasburgo, a las 11,25. Llamémosles Bueno, David y Navarro. Aunque el clima no ofrece demasiadas treguas por estas tierras, no hubo problema en pasear durante un par de horas por la ciudad (no sin las quejas de estos 3, a mí me duelen los pies, a mí la cara….).

Lo más destacable de la visita fueron la petite france (gracias a su traducción entendí que significaba la pequeña Francia) y la catedral. La petite france consta de varias calles con unas casas de estilo medieval preciosas. Gracias a la visita guiada que mis anfitriones hicieron, y de la que no recordaban gran cosa, pude saber que la explicación a que las casas fuesen más anchas por arriba que por abajo era que en sus tiempos, para construir se pagaba por metros cuadrados de suelo. Qué pillos. La catedral también me gustó mucho aunque esté a medio terminar. Por lo que me contaron, se acabó el presupuesto así que dejaron de construirla hasta ahora, donde no hay mucha intención de retomar las obras.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Una vez visto lo justo y necesario, tocaba ir a Kehl a buscar un sitio para comer, donde Daniel nos hizo dar un buen rodeo, y después a hacer unas compras (disfraz y otros secretos). Destacar el cambio de look de Bueno durante la comida, dándole un toque de color mostaza a sus pantalones. Tras comprar el disfraz (no me atrevo a especificar de qué) el destino final era Auenheim, a la casa de estos 3 pájaros donde podríamos descansar un poco -y pulirles al pro- e ir mentalizándonos para la fiesta de carnaval que empezaba por la tarde. A las 3 se acaba así que empiezan mucho antes.

Let´s go to the party

Let´s go to the party

Por la noche se unieron dos polacos de Wroclaw, y Roda, otra estudiante zaragozana por tierras alemanas. Esa noche hay que explicarla bien y no olvidar los detalles, ahora no tengo tiempo, intentaré contaros con pelos y señales (aunque algunos están vetados jiji) todo lo acontecido, que por cortesía de la red ferroviaria francesa, podré repetir a coste cero, o null en alemán.

Au Wiedersehen

España 1-0 Alemania

Publicado: enero 20, 2013 en España-Alemania

El primer punto para España se lo lleva en medios de transporte gracias a los enormes deméritos de los alemanes, ya que este fin de semana ha sido una cagada tras otra. Una cagada por día que ha podido influir gravemente en la salud de Pepe.

1. Este fallo se puede atribuir a partes iguales entre el conductor del autobús y Pepe por fiarse 100% de la puntualidad alemana, y prever su llegada a la estación con tan sólo 15 minutos de antelación. Pues bien, el autobús llegó tarde, y además tardó aproximadamente un 50% más del tiempo previsto en llegar a destino. Resultado: Pepe corriendo al andén mientras veía que el tren se iba. Si fuese una escena de cine, indudablemente el protagonista habría alcanzado el tren y subido en marcha, pero en la vida real tocó darse media vuelta con cara de tonto e ir a información.

2. Carnavales en un lugar algo alejado de la mano de dios. Vamos, desde el punto de vista del mundo del taxi, un banco enorme de peces donde pescar. Se ve que hay pocos pescadores dispuestos a salir de noche, y el resultado derivó en VARIAS HORAS esperando un taxi con una temperatura estimada de -8/-10º. Durante un tiempo pensamos que la única opción era refugiarnos en un cajero, y pasar la noche esperando a que se hiciese de día y otros medios de transporte nos brindasen una nueva oportunidad. Afortunadamente no fue así, y tras unas cabezadas un taxi salvador vino a nuestro encuentro.

3. Llegada a la estación de Strasburgo. Voy a imprimir el billete y……. train suprimé. La única opción era coger un tren casi 2 horas más tarde y que encima no me dejaba en Saarbrucken, sino en Sarreguemines, un pueblo “cercano” donde debía coger un tranvía con duración de media horita. ¿Adivinais la espera entre el tren y tranvía? Pues casi otra hora que añadir al viaje. Y para más hinri, los domingos los buses operan por debajo del nivel de servicios mínimos que tenemos en España, así que opté por la opción más rápida y efectiva, un taxi hasta casa.

Ha sido un amor y desamor muy rápido el mío con la puntualidad alemana. No pasa nada, la herida no es muy profunda y cicatrizará rápido, seré más cauto la próxima vez.