Campo de concentración Neue Bremm

Publicado: febrero 4, 2013 en Viajes

A tan sólo 900 metros de mi casa hubo un campo de concentración durante la segunda guerra mundial, por lo que tarde o temprano la visita estaba asegurada. Esperé a Pepa puesto que a ella también le interesan estos temas (gustar quizás no es la palabra adecuada para unos temas tan delicados). La existencia de un cementerio muy próximo (no sé con certeza si guarda relación) ha dado lugar a que prolifere un negocio de venta de lápidas, por lo que los escalofríos al recorrer esa parte de la calle son ineludibles.

Le bassin

Era un campo pequeño que como todos contaba con una parte para hombres y otra para mujeres. Hoy en día no queda ninguna edificación-barracones de entonces, únicamente el lugar donde había una piscina para divertirse con los prisioneros. Es una reconstrucción que se realizó en los últimos 10 años, puesto que la primera piedra del proyecto se colocó en 2004.

En la superficie que se encontraba el campo de mujeres actualmente hay un hotel, en cuya fachada se ve el rostro de Yvonne Berman, una de las afortunadas de salir cn vida.

Neue Bremm no era un campo de exterminio como otros de Alemania, sino que servía de lanzadera hacia éstos por decirlo de algún modo. Desde luego que no era 5 estrellas al igual que toda esta clase de campos, y sus prisioneros estaban sometidos a constantes torturas.  Una de las placas que cuentan la historia de Neue Bremm recoge el testimonio de uno de los supervivientes, en las que relata cómo todos los días, antes de obligarles a hacer ejercicio hasta agotarlos, les hacían mojarse. No me puedo hacer a la idea de la dureza de estos ejercicios, teniendo en cuenta la poca ropa que vestían, mojada, con el frío y constante lluvia del lugar, además de la escasa alimentación que les hacía adelgazar hasta 30-40 kg en apenas unas semanas según recoger la información del campo.

Le bassin OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Aunque no era un campo de exterminio, por supuesto que murieron muchos prisioneros durante su estancia allí. Hay una lista que recoge el nombre de todos los que murieron, indicando la fecha y la causa. Aunque la causa expuesta es en general afecciones cardiacas, insuficiencia respiratoria y similares, no es difícil llegar a la conclusión de que los alemanes ponían mucho de su parte para que estas situaciones se diesen dadas las condiciones de vida que tenían los prisioneros. Entre los fallecidos se encuentran hombres y mujeres de diversas nacionalidades, incluida la española.

Todos los funcionarios del gobierno que colaboraron en el día a día del campo lo hacían porque facilitaba un ascenso más rápido en la organización. Afortunadamente, los nombres de los responsables y sus fotos están exhibidas, por lo que nadie les olvidará nunca. Por último, quería compartir con vosotros una placa, en la que se puede leer will nicht narben, algo así como No queremos cicatriz (estoy abierto a recibir mejores traducciones). Lo curioso de la placa, es que conmemora el campo, a la vez que expresa el deseo de olvidar aquello y no volver a vivirlo jamás. No sé vosotros, ni yo ni Pepa terminamos de encontrar el significado de esa placa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al margen de esta visita también pudimos visitar el resto de Saarbrucken -zoo incluido- pasando un gran fin de semana y sin duda viviendo mejores momentos que los pasados recordando las barbaridades que se hacen en las guerras. Prometo contároslo, un abrazo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s