La última curiosidad

Publicado: marzo 4, 2013 en Los días de Pepe

Se acabó el viaje, y por tanto las aventuras en tierras franco-alemanas. Quisiera compartir con vosotros la última curiosidad que pude vivir en mi viaje, que precisamente ocurrió cuando empezaba mi viaje de regreso. Por motivos de trabajo los últimos días los pasé en la ciudad de Leipzig, en la que todavía a día de hoy se aprecia una brutal diferencia entre la Alemania oriental y occidental, y creo que viendo las partes de la ciudad enfrentadas nadie dudaría en elegir la occidental.

Bueno, pues mi última historia es relativa al aeropuerto de esta ciudad, que se encuentra a 20 kilómetros de la misma (13 minutos en tren) en Halle. La falta de espacio en la terminal del aeropuerto moderno hace que la pista se extienda sobre una autopista de coches.

Para hacer espacio para la pista sin afectar el tráfico por la autopista y el tráfico ferroviario, se construyeron tres puentes sobre la autopista y las vías, que permite las pistas paralelas extenderse a toda su longitud de 3,6 km. Estos puentes se llaman calles de rodaje. Los aviones son llevados por esta calle de rodaje en el momento del despegue y el aterrizaje, mientras que los vehículos en la autopista quedan debajo.

Las imágenes son espectaculares… ahí os las dejo:

Leipzig

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s